11:22 PM

Ya no extraño nada. Sólo los momentos que se me escaparon entre los dedos. Como alguna vez escribí: My youth is like sand- the stronger I grasp it, the stronger I can feel it slipping through my fingers. Todo queda suspendido en el aire de los callejones oscuros de mi mente, se congela, se deshidrata, y poco a poco se convierte en polvo y vuela. Por eso el aire de mis callejones es una mezcla de perfumes que no puedo reproducir ni señalar, pero que me recuerdan todo y nada, y me hacen sentir viva y muerta. Ahorita viva. Y dispuesta, y a lo que sigue.Ya te puedes ir. Ya encontré otro estado zen. Y ya no cabes tú…

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo FUEGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s