No voy a morir en el intento

No voy a morir en el intento. Entender eso puede ser mi perdición. Me aferro a la noción clara de que voy a vivir para ver el resultado: gane ó pierda. Qué fuerte es darme cuenta de que mi ejército consta de una sóla persona que no puede controlar su ciclo de sueño y vigilia, y que tiene a sus cinco sentidos como sus más grandes fortalezas y sus más grandes debilidades. Lo que más me cuesta trabajo en la vida es dejarme llevar. Depender de los demás rompe todos mis esquemas. Me pega en el orgullo, en la vanidad y en los ojos. Odio ver clichés en el espejo. Odio mi facilidad para desviar mi pensamiento de lo que necesito pensar. Las palabras de los que más cerca he tenido me retan, me arrullan y me despiertan. You are too smart for your own sake. Me muero de ganas de vivir. Literalmente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo FUEGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s