Greetings, non-believers

Siempre que el fin de semana está cerca, la gente se empieza a desprender de sus obligaciones. Yo lo hago desde que la semana empieza, y para prueba, lo mucho que me he puesto al corriente con mis amigos foráneos. He escrito las mismas historias en 7 diferentes versiones, no soy fan del copy-paste, incluso si entre los receptores no existe ni existirá comunicación… lo que en muchos casos es una lástima. Mil veces he sido cupido en la mente, pero no de parejas, sino de amigos. Muchas veces he pensado, el sarcasmo de X iría pocamadre con la agudeza de Y, y juntos se reirían de la torpeza de Z, mientras yo les pido que no lo hagan porque se acaban de conocer. Me gusta. En cada carta escribo detalles exclusivos de nuestra relación, con paréntesis de historias tan fugaces que ni el tiempo tuvo tiempo de aprobar. Unos disfrutan los principios- esos momentos en que la orquesta camina de puntitas hacia el frente; algunos disfrutan los clímax- cuando el escenario tiembla en la búsqueda de una solución; otros el final, para sonreír y poder seguir con sus obligaciones. Otros disfrutan las entrelíneas.

Me gustaría hacer una colección de textos, como quotes, que me han escrito amigos de lejos después de leerme e interpretarme en medio de circunstancias, sonidos, temperaturas, olores, horarios, climas, colores y pensamientos completamente diferentes a los que me rodeaban al momento de escribir, talvez lo haga. 

Por el momento sólo uno, que sigue estando entre mis favoritos, ni siquiera reciente, de un amigo de esos que son para siempre y que tienen la habilidad de hacerse presentes en cualquier lugar donde se lean sus palabras. Después de una carta en la que hablé de un pastel de zanahoria muy terso porque se hace con harina de arroz, pero no muy dulce, y una relación, me escribió:

Forgive me for putting your ex on par with your carrot cake but I find it 
interesting that your last email had two halves... one about your ex... and 
one about the carrot cake... and they both came to the same summarization... 
"knowing that it won't get any sweeter, but still having faith that it will". 
I think that the fact you wrote just as much about a dessert as you did 
your ex to have the same substance lacking ending... sounds like the answer 
is written on the wall...

Get rid of the ex and the lack of meaning that situation brings to your 
life... and drop the carrot cake.

Or indulge in both and continue counting your years spent on this 
individual, and the sit-ups needed as a result of the carrot cake... 
endorphins or not.

J, te mando un beso. Ustedes, stay tuned…

M.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo AGUA

2 Respuestas a “Greetings, non-believers

  1. hmmmm carrot cake’s my favorite

    :-p

  2. (carraspeo) y tú estabas enojada porque yo ya había dejado de postear? (más carraspeo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s