Insomnio inducido

Es uno de esos días-noche que se alargan más allá de mis deseos o control, por más que inconsciente- (o totalmente consciente) mente me haya tratado de despertar tarde al pronosticarlo el día anterior basada en hechos de naturaleza más bien esotérica pero con impulsos nerviosos que gritan palabras con contenidos absurdos de estrés y sustentadas en situaciones reales, como ‘tesis’ y ‘curriculum’ y ‘Dubai’. El reloj decía 1:30 PM cuando abrí los ojos, y me veía directamente, como desencantado conmigo, como un sargentito gris de ojos verde neon viendo cómo desperdicio mi vida durmiendo- como mi mamá si hubiera entrado a esas horas vestida de gris.

Me levanté y me vi en el espejo para ver cómo podría aparentar que había estado escribiendo mi tesis desde las 8 AM, y no que me acababa de despertar de un sueño en el que estaba comiendo Pasticetas con amaretto y Canelitas con limoncello en una sobremesa (el maridaje de galletas comerciales y digestivos). Intenté hacer un reporte auditivo de actividades, atenta a sonidos como la aspiradora, la licuadora, el timbre, las llaves, y sobre todo las voces, que en esta casa muy frecuentemente son gritos. Cuando lo sentí prudente (y creo que la señal fue un grito de ‘Ahorita vengo!’ de mi mamá), bajé a la cocina de puntitas y después de saludar a Doris con un ‘buenas tardes’ casual y recibir un ‘buenos días’ sarcástico, me hice un licuado de whey de vainilla con leche de soya y hielo (sólo me faltó escarchar el vaso con canela), como si 1) no tuviera idea de que en mi casa se come a las 2:30 y no me pudiera esperar, y 2) estuviera regresando del gym en pants y no saliendo de mi cama en boxers. Pero nunca se me ha dado eso de saltarme comidas, siempre he preferido que se me junten.

Regreso a ayer-hoy. Son las 3:33 AM, y no; no escribí el párrafo anterior sólo para que diera esa hora poética en la parte superior y derecha de mi pantalla. Prueba de eso es que ya son las 3:34, y no hay nada poético en mencionarlo. Me he querido dormir desde las 10 PM. He estado apagando y prendiendo la computadora en intervalos. Me he vuelto a levantar con pretextos que en cualquier otro estado psico-fisico-emocional odiaría, como toda persona cuerda y sincera, como oír un mosco. Buscar Raid Casa y Jardín nunca había sido tan indispensable. He ido por agua dos veces. Llevo horas buscando razones para no cerrar los ojos para no dejar que se estructuren pensamientos capaces de hacer que los vuelva a abrir. O sea, pensamientos de cualquier tipo. Es como si me urgiera que amaneciera para empezar a hacer todo lo que tengo que hacer, sabiendo que me tengo que dormir para hacerlo bien, pero totalmente incapacitada para dormir por el estrés de hacerlo.

El silencio no me deja dormir y tengo que tratar.

So long.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo AGUA

Una respuesta a “Insomnio inducido

  1. Nice to hear from you.

    I can sense a bit of uncertainty in your writing. You seem to be in a parallel path to some responsible-socially correct-task you are avoiding. Focus for a little and you’ll conquer the tedious things in life. Then you’ll have no regrets for sleeping in.

    Good luck… although you don’t need it.

    F!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s