Fever

Trato de recrear ese instante exacto del bienestar psíquico que me daba tener las ventanas y puertas empañadas por los dos lados, de afuera con la niebla y de adentro con el vapor. Estar a 37 grados C, como en el útero, con la misma acústica de alberca techada y sensación de sueño, pero con el aire inundado de café- no el sabor, sólo el aroma (me acuerdo de un cocinero muy mediocre que no tomaba café y decía: if coffee tasted half as good as it smells it would be amazing), y la batalla utópica ganada: le puedo poner canela a mi cafetera si quiero, no como en mi otra vida, que la cafetera no es mía, pero la puedo usar si sigo las reglas. Todas las reglas.

Sólo Ella Fitzgerald puede hacer que quiera tomar alcohol a estas horas de la mañana, por cierto. Y martini, mejor. Tendré que conformarme con café, y talvez consiga mantenerme concentrada en este espacio que estoy tratando con uñas y dientes de recrear. 

He sido más coherente en muchas otras ocasiones. V. aware. A la Bridget Jones. 

Romeo loved Juliet, Juliet she felt the same. Thou givest fever, When we kisseth, Fever with thy flaming youth… Fever yay I burn forsooth. 

Lo mejor de todo es que ahora es un twist en mi historia que me da coraje. Porque creí que el director tenía la obligación o por lo menos me tenía el respeto suficiente para explicar lo que iba a pasar, y no que se iba a aprovechar de que ni yo sabía de este giro para que mi actuación se viera más real. Lo consiguió y salió tan bien que no tengo razones no basadas en vanidad para reprocharle que haya reservado esta información por amor al arte. Estábamos en el mismo canal, después de todo. Sólo que ahora se ve natural todo, y no se si me haga mejor el redescubierto tequila o el muy familiar vodka, que sigue siendo traicionero de vez en cuando, y es lo que nos une. En zoom out, siguen siendo las 11 de la mañana y no hay ni outfit de fiesta, que es lo que le da el peso a la escena. The joke’s on me. Me aman porque no necesito fumar para dramatizar escenas.  Y porque me aman tengo ciertos privilegios.

Empieza Fever, no por casualidad, la tengo en repeat, como una autista emocional. Que es lo único que soy, por tomar decisiones con mi younger self. Específicamente la Melisa de 6 años, que no consigo superar.

If you don’t want to come save me I don’t want you to. If you don’t need me I don’t need you to. If you want to stop, I want you to stop. If you want to go on, I want you to go on.

The thing is I was lying about not lying. And I’m done looking for excuses. It’s no challenge.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo FUEGO

3 Respuestas a “Fever

  1. F

    Come on… you love the chase ….You’re not about to quit.

    Pull yourself together and attack again!

    F!

  2. F

    Everybody’s got the fever
    That is something you all know
    Fever isn’t such a new thing
    Fever start long ago

    😉

  3. hmmmm la acústica de las albercas techadas es deliciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s