A.

Todo lo que sirvió alguna vez para memorizar instantes, hoy sirve para recordar deseos olvidados y preguntarme cien, doscientas veces por qué dejé de sentir voluntariamente, por qué no puedo dejar de sonreír, y por qué la barrera que me tardé tantos años en construir se transforma en agua (como Amélie) en cuanto escucho tu voz o tu mirada se me cruza en la mente.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo FUEGO

3 Respuestas a “A.

  1. zorobabel

    Creo que eso es muestra de lo vulnerables que somos. Podemos contruir castillos emocionales, pero afortunada ó desafortunadamente, aparece algo que los derrumba.

  2. Beto

    Lo sabía! Escribiste esto después de nuestro café, verdad?!?!
    Te estoy enamorando!

  3. glasswing

    jajaja si! me vi muy obvia, bets? no me importa, es mejor que lo sepas.

    y z: afortunadamente, yo diría. siempre es mejor sentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s