Tocar fondo

Siempre me ha gustado esa expresión, pero creo que he abusado de ella. Tanto, que he llegado a pensar que nunca realmente he tocado fondo, sino sólo escaloncitos descendientes en el infinito abismo de miseria en el que todos tenemos permiso de bucear.

Y es que siempre se puede estar peor, esa es una verdad absoluta. Y el día que la descubrí; que el cielo se abrió y un rayo de sol me alumbró la cara como un reflector para entenderlo por primera vez, el mundo empezó a mejorar. Por lo menos hasta que me di cuenta que la lluvia seguía mojándome en más de una dirección, desafiando todas las leyes menos la de Murphy, y mi momento de lucidez se vio torpemente interrumpido.

Pero me reí, en el mejor de los intentos de deslindarme de mi vida y verla como se vería a través de cualquier otro par de ojos; y tratando de convencerme de que no era yo la esencia de tanta pateticidad, porque no podía ser, namás no. 

Pero sí. Sí podía, siempre se puede. Comprobadísimo. Claro, por amigos de primos lejanos. Pero comprobadísimo.

Lo mejor que se puede hacer en esos casos es reírse lo antes posible. Entre más temprano venga la risa, más temprano empieza a mejorar el panorama de franca decadencia.

foto-41

PD: Ni qué Cavalli ni qué Blahnik… lo de hoy es Al-Zaidi, y ojalá hubiera llevado más de dos zapatos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo TIERRA

Una respuesta a “Tocar fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s