Laica

En vista de todo lo que recibí en la colecta me vi en la necesidad de pedirle ayuda al padre de las dos comunidades a las que fui. Esto es raro por dos cosas: 1) Soy yo, y 2) Es un padre. Y no es que pueda hervir agua bendita con sólo tocarla (esto es algo que tengo comprobado), pero tengo que confesar (jiji) que desde hace más de 10 años me incomoda la idea de la iglesia. La conversación telefónica transcurrió con entusiasmo claramente ascendente. Al principio, el padre sonaba escéptico (me gusta la idea de un padre escéptico- pero que cuestiona sólo lo científico: ‘¿qué pruebas hay de que la condensación causa la lluvia..?), no sé si cansado o aburrido. Cuando le dijeron ‘Es una muchacha que quiere venir a dejar una ropa…’ tapando la parte equivocada de la bocina del teléfono (que en mi mente es de los de antes, los que se marcan dando vueltas), el padre dijo quedito, pero no lo suficiente: ‘¿Qué? ¿Quién?’ Así en ese orden y arrugando los ojos, aunque eso no me consta. ‘A ver.’

Cuando yo digo ‘a ver’, muy seguido es con un poco de impaciencia, como concediéndole a alguien el derecho de explicarme su punto de vista, aun cuando pretenda cambiarlo y tenga listos todos mis argumentos. Es el aries que habita en mí, obviamente.

‘Mmm. Bueno?’ Noté cierto tedio en su voz, como en la mía cuando amablemente me llaman para ofrecerme aún mejores servicios de larga distancia, o tiempos compartidos casi gratuitos, o encuestas del municipio, o tarjetas de crédito (llamadas que siempre contesto: Soy la prima menor de 18 años que no vive aquí y que está muy contenta con su servicio de internet’). Lo traté de entender. Seguro recibe muchas llamadas de personas que le venden desde Herbalife hasta religión. Talvez religión no, porque atinadamente tiene una estampa en la puerta que llama ‘secta’ a todas las demás religiones. 

Le expliqué la situación: Que no quería poner a repartir ropa a alguna de las señoras porque las conozco y sé que entre algunas hay conflictos, que no quiero que la venden o que se quede alguna sin ropa. Le dije que lo elegí para eso, con la alevosía de que sentirse elegido sea lo suyo. Me imaginé sus ojos parpadeando con un poco más de interés. Luego lo sentí en su voz.

‘Ah… muy bien. Sí, cuando quieras…’

Así que llevé la ropa a la parroquia. Cuando llegué la recibieron muy amablemente. Tengo que reconocer que la dejé en buenas manos, y lo noté en la forma en que me ayudaron a descargar la camioneta, a la que por cierto- no le hubiera cabido ni un stiletto sin tacón más.

Y mientras manejaba en la carretera de regreso me sorprendí pensando que si en ese momento me detenían y  me preguntaban la religión que practicaba, hubiera contestado ‘pues como catolicismo light con bases paganas’. 

Pero eso duró sólo el trayecto de la comunidad a mi casa. Llegando aquí prendí incienso y regresé a mi mantra de Harm None, sin que esto signifique que estudio runas, purifico mi espacio con sal o me curo la tos con té de abango y miel. Que como torpemente acabo de descubrir,  he hecho en el pasado sólo para aprender que tampoco es lo mío.

En fin, pensé que se siente bien estar en paz con la iglesia a la que pertenece la mayoría de la gente que quiero, y poder hacer algo bueno con la ayuda de personas que no piensan como yo. Decidí que no soy católica ni pagana, si acaso, soy las dos cosas pero light. Talvez es señal de que de verdad estoy perdida, pero creo saber perfecto la diferencia entre el bien y el mal, y creo que eso me da derecho a adoptar lo que quiera de cada religión. O secta.

Prometo regresar a mi estado irritable habitual en cuanto se acabe la época de dar, y entre en vigor la crisis que tantísima gente avecina con seguridad; esa que nos va a obligar a cultivar hortalizas en nuestros tendederos.

Les deseo fuerza de voluntad para cumplir todos sus propósitos de año nuevo. 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo TIERRA

3 Respuestas a “Laica

  1. Juan Pablo D.

    mel deberias inventar una religion,
    perdon… ”secta” jaajaja yo me uniria

  2. mariana

    mel que bonito es dar verdad?
    sabes que te quierooo mucho mas de lo que te imaginas jejeje la prox me llevas a la comunidad quiero ver en persona a cada una de tus señoras jejeje

    love yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  3. glasswing

    Gracias a los dos. La secta ahí va (primero Dios)- estoy en negociaciones con el Vaticano porque me niego a que la llamen ‘secta’. Esas estampitas me pegan como le pegan a los testigos y demás minorías que poseemos la verdad absoluta.
    Y Mariana… te adoro! Si todavía no lo crees recuerda nuestra interpretación de ‘mujer contra mujer’ hoy jajajaaa… me la pasé increíble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s