Es importante que sepas que cuando te vas lo que más extraño son tus chapas de Bobbi Brown. Entonces recurro al vodka y a las mías, y te podría jurar que sólo yo reconozco la diferencia. Radica más en mi estado de ánimo, en mi forma de ver al frente y peinarme el fleco, que en el color o la textura que dejan en mi cara. Y no sería lo mismo si las comprara yo, porque ese secreto que guardo de saber que son tuyas, me hace, como nada de lo que tú tienes, levantar la cabeza más alto. 

Tampoco es que sean Bobbi Brown, podrían ser MAC y no gustarme igual, con todo y que le soy fiel a MAC en ese mundo y muchos más, y comprendo absolutamente a los hombres que se pintan la boca con Viva Glam y lloran más seguido que yo, por razones más justas y con menos hombros a su disposición. No es que sean Bobbi Brown.

Pero sí, es necesario que lo sepas para ver si haces algo al respecto, que no sea regalármelas o comprarme unas nuevas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo FUEGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s