Ultimátum

Resulta que tu plazo se vence hoy y no el 10 de abril como estaba programado y prometido. Esto es por cambios inesperados en las áreas de ideales y valores. Mucho tiene que ver mi futuro próximo y mi reencontrado estado de vigilia. No sé qué estaba pensando- la única frase constante en nuestras (innumerables) despedidas. ¿De cuándo a acá el amor es irresponsable? ¿Y de cuándo a acá piensas que piensas eso?  Sí, así: piensas que piensas, como miles de las ideas que me planteaste hoy y que traté (inútilmente) de cambiarte. Y dices que yo soy la que se cierra puertas. Haz lo mismo. Eso de estar a la intemperie no te deja pensar.

Ni me voy a tratar de imaginar tu respuesta a eso último… pero empezaría con risa. 

Me siento como alguien que durante años estuvo tratando de atrapar con una red el holograma de una mariposa. Diría que fue un desperdicio, pero me niego a menospreciar los paisajes que he visto cada vez que te has detenido a tomar agua lejos de mi alcance. Así que gracias, sin amargura. Gracias.

En fin. 

Siento las molestias que esto te ocasiona. No ahorita. En el futuro, que es cuando las vas a notar. Pero por ningún motivo pienses que aquí termina nuestra historia. Me quieres, y eso me hace sentir cierta responsabilidad hacia ti. Aparte de, claro, y antes de que lo digas, el infinito amor que mueve al mundo. Sobre todo cuando se vive cerca del mar y el reggae. Sin sarcasmo, ¿eh? Porque yo también te quiero, te entiendo y lo sabes. 

I rest my case.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo FUEGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s