15/04/09

Ya es un hecho. Es poder decir: ‘no necesito electrodomésticos’ o ‘lo mejor que tengo es una palmera en la terraza’ o ‘podría comer atún enlatado todos los días’ o ‘me gusta lavar trastes’ o ‘no dependo de nadie’ o ‘no me importa barrer’ o ‘que se quede destendida’ o ‘solo necesito tres cuadros’ o ‘siempre había querido una chimenea’ o ‘puedo vivir sin horno’ o ‘no importa que no quepa mi Kitchen-Aid’ o ‘lo único que necesito es una cama’, sabiendo que todas estas declaraciones son falsas y sintiendo al mismo tiempo que son la verdad absoluta.

Es una sensación increíble.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo AGUA

3 Respuestas a “15/04/09

  1. jajaja ¡Conozco la sensación! Pero todo eso es verdad… hasta que pasas por la tienda donde está todo eso que no necesitas, pero QUIERES o hasta que, como ahora, tu cuarto es un desorden miserable, reflejo fiel de tu propia psique, y ¡quieres a tu mamá!

  2. ASTRID

    I´m proud!!!!!!
    Pasan los años y seguimos creciendo juntas! Cuándo me recibes para pintar el refri y llevarte la martinera?? (o siempre sí vas a querer la licuadora?)

    te quieroooo!!!!!

  3. glasswing

    Elisa: Sí, no me he ido y ya la extraño, es patético!
    Astrid: Se te adelantaron con la martinera. Aparentemente a mucha gente le parece básica, señal de que me llevo con la gente adecuada! Me conformo con que vengas!!
    Besos a las dos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s