Aloneliness

Conozco bien la diferencia entre lonely y alone, de ahí el título de esta entrada. Si pudiera contestar un test para ver cuál soy, demostraría claramente que alone, no lonely, sin embargo me gusta pretender que soy solitaria y miserable, y que vivo como un ejecutivo en Tokio, en una cajita con ventanas al exterior, en medio de un mar de luces y con la apariencia exacta de una hormiga desde varios metros. Intento no sonreír mientras camino frente a la ventana con una taza de café, hacia la computadora, y de la computadora a la cocina, pensando que engaño a cualquiera que me esté espiando con binoculares (sí, sí: una de mis fantasías aries, ¿y qué?) con que estoy ocupada.

En mi cocina hay ingredientes de supervivencia que necesitan de otros para brillar. Tengo tostadas de maíz, arroz arborio, fusilli integral y orgánico (como reivindicándose nutricionalmente con el universo), knorr de jitomate, canela, sal, pimienta, salsa de soya, maggi, vinagre balsámico, azafrán, aceites de oliva y de ajonjolí, wasabi, mostaza Dijon, alcaparras y pollo enlatado. En el refri un trozo de blue cheese, apio, atún albacore, jengibre, limones, tocino de pavo, queso oaxaca, queso panela, queso parmesano, latas de V8, manzanas amarillas, Diet Dr. Pepper, chipotles, chiles en vinagre y agua. En el congelador hielos y café.

Lo más complicado que me hice hoy fue una pasta con pollo y blue cheese. Nunca había probado el pollo enlatado, y resultó ser de esas cosas que te comes con gusto en las primeras probadas pero sabes que en cinco más te van a dar un asco impresionante. Hay muchas cosas así, como el salmón ahumado y el queso crema. Hoy no tenía ganas de cocinar.

El resto de mi día consistió en merodear mi espacio y descubrir con cierto grado de narcisismo que en la ociosidad soy creativa y obsesiva: Es muy frecuente que lave el cuchillo con el que corté una manzana mientras me la como. Leí libros de cocina. Toqué piano. Hice aves de origami. Canté y canté. Confieso que bailé un poquito (Nouvelle Vague- Ever Fallen in Love, es muy difícil no bailarla). Pero eso sí- nunca frente a la ventana- porque me gusta verme introspectiva y melancólica desde el edificio de enfrente. Camino con seriedad y un plato de pasta hondo y biodegradable hacia la mesa donde se imaginan que trabajo exhaustivamente en mi aportación intelectual para el mundo, mientras veo cabras que se desmayan y perros narcolépticos y ataques de tiburones australianos en youtube, o agrego pistas de instrumentos reales en proyectos de Garage Band que no pretendo terminar.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo AGUA

5 Respuestas a “Aloneliness

  1. Copio un poema a propósito de la entrada:

    l(a
    le
    af
    fa
    ll

    s)
    one

    l
    iness

    e.e. cummings

  2. Hasta hace poco tiempo, siempre que me conectaba y me dejaba llevar por la variopinta corriente de estímulos de la red, esperaba descubrir una página, un blog… algún texto/persona, que me alegrara el día, que me tranmitese algo, que me inspirara (aunque fuera simplemente simpatía) con sencillez y naturalidad, con una voz propia y verdadera.

    O no sabía buscar (que también puede ser) o es que no hay demasiados sitios que cumplan esas expectativas, porque muchas veces me desconecto con la misma sensación: sí, pero… no.

    Sin embargo esta vez (siguiendo la pista de otro blog de una conocida -casi amiga ya- que visito con cierta frecuencia como una maravillosa isla de sinceridad) he encontrado este espacio de naturalidad y vida… casi confesional, un poco impresionista y hasta zen. Vivo y bastante (¿bastante?) transparente.

    Gracias por alegrarme el día, de verdad.

    Supongo que si compones musica como escribes, debe ser una delicia oírte así que, termina esas canciones por los demás, si no lo haces por ti misma (y perdón por el exceso de confianza al decir todo esto).

    Un saludo felizmente contemplativo!!!

  3. Juro que si pudiera espiarte, yo sí lo haría desde el edificio de enfrente… pero como no, me meto a tu blog, con los cuales sé que siempre vamos a estar conectadas, aunque inevitablemente nos extrañemos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s