La armonía de dos acordes, el de paz e incertidumbre. La separación de cada miembro de una familia que lleva despidiéndose años y que apenas encuentra la fuerza para levantarse y arrastrar su maleta hacia su salida aislada sin dejar de mirar atrás, sin sincronía, en busca de cualquier par de ojos que implore implícitamente que se quede, pretendiendo que es la fluidez del suelo la que causa que voltee, y no las ganas desbordadas de regresar el tiempo a tiempos mejores.
La belleza de una decisión tan estudiada y tan errada, la avaricia de no compartir sentimientos por el placer puro, efímero y tajante de conservar las migajas de dignidad perdida, desperdigada hace lustros.
La nostalgia recurrente de la sensación que no puede revivirse a falta de cualquiera de los cinco sentidos que la invocan o el abandono absoluto y voluntario de la emoción transparente que la causa.
La conformidad venenosa y cruel, que nubla las ganas de pelear, que deshace el deseo de llegar a un acuerdo, y que arrasa con cualquier vestigio de cariño aprendido y cualquier promesa de amor incondicional.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo FUEGO

Una respuesta a “

  1. Me encanta, es tan cierto… cómo pudiste ponerlo en palabras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s