Síndrome de Abstinencia

Sucedió. Llegó el día en que la página web de Blokus (http://www.blokus.com/online-game) dejó de estar a un click de mi total placer. El día fue ayer. No puedo señalar cuántas veces durante el día seleccioné el botón de mi escritorio que me lleva directamente a escoger entre el Training Room  y el Competiton Room. Delataría mi adicción y mi abandono laboral. Me di cuenta de la cantidad de minutos que me sobran al día y que podría emplear en otras cosas, pero también me di cuenta de lo vacías que resultarían esas otras cosas en comparación. Ninguna actividad tendría ese aire sutil de competencia y esas ganas sinceras de ganar sabiendo que nada en el mundo real cambiaría, ni esa capacidad de adherirse a la mente de manera tan gráfica, angulosa y colorida. Para acabar pronto, ninguna otra actividad llenaría así el espíritu en 5 minutos, ni hablaría tan bien de una persona sólo por el hecho de que saludó a un total desconocido cuya cara nunca podría ni tendría que reconocer en un espacio abierto, y a quien probablemente vencería en 5 minutos con el consentimiento implícito de los dos.

Por suerte fue algo pasajero. Hoy funciona bien todo y  estoy más agradecida que nunca. Valoro más que nunca la belleza de tener tanta diversión a un click y a un wi-fi. Mi desempeño en otras áreas seguirá viéndose mediocre, y así es como lo quiere el cosmos. Ya me pondré las pilas cuando algo me rete como esto, porque retos tengo muchos, pero muy pocos me llaman diciendo ‘A que no, a que no, a que no…’ y obligan a mis dedos a minimizar las demás ventanas.  En fin.

Hoy es un mucho mejor día que ayer (no sólo porque la página de blokus regresó a la normalidad) (en gran parte sí) por muchas razones. Ayer sentí una inseguridad que sólo se puede sentir cuando se ha sentido tanta seguridad.Y lo único que cambió de la última vez que me pasó a esta es que ya no me daba miedo reconocerlo. Dejo de existir. Se me pierde todo, me vale madres el mundo cuando siento que ya no me quiere, pero sobre todo cuando ya no le importa si lo quiero.

Dejaré de ser cursi. Otro día. Los dejo con la canción alusiva.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo AGUA

2 Respuestas a “Síndrome de Abstinencia

  1. jessica

    me conmueve tu triste situación, me imagino lo doloroso que resulto para ti pensar en el hecho de que no iba a existir más blokus, lo bueno fue que volvio ;).
    Saludos!!!

  2. glasswing

    Gracias, Jess! Lo sé, nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s