Archivo de la categoría: TIERRA

la razón

True Blood

Me fascina esta intro. No se si porque me recuerda una etapa increíble o porque está muy bien hecha. Either way.

4 comentarios

Archivado bajo TIERRA

Clasificados

Acabo de participar en una expo de trabajo de una universidad muy reconocida en el D.F. Como era de esperarse, la mayor parte de los asistentes eran recién egresados de todas las carreras. Me sorprendieron muchas cosas, y reafirmé que la escuela sólo es una parte chiquita de la formación de una persona. Más chiquita, quizás, que su costo en pesos.
Para empezar, a todos les dijeron que el color más formal es sin duda el negro. El negro fue el color predominante. El negro es el color para pedir trabajo.
Me parece absurdo el costo de las colegiaturas de esas universidades… sobre todo cuando finalmente van a titular a personas que escribirán ‘haber’ cuando en realidad quieran decir ‘a ver’, y que pondrán una foto recortada de facebook en su ”curriculum vitae” (el cual será más divertido que ilustrativo), donde se tomarán muy en serio la parte de ‘actividades extracurriculares’, y se atreverán a escribir pasatiempos como ‘pasear a mi perro‘ (a veces hasta compartiendo que se llama Rocky) y ‘escuchar música con mis amigos‘, como si eso pudiera ayudarlos a sobresalir de entre todos los demás candidatos. Más disturbing aún resulta que escriban actividades como ‘modelar‘ (verbo que obliga a ver una segunda vez la foto), ‘coleccionar estampas‘ (como si eso fuera normal después de la pubertad) o ‘arte batik’ (como para presumir el tiempo de sobra). Resulta que ahora la cultura general y la buena ortografía son un plus, no un requisito, y que los idiomas se hablan en porcentajes. (¿Cómo será la fórmula?)
No sé qué les enseñen en esas escuelas que valga los 15,000 pesos de colegiatura al mes, pero deberían mencionarles aunque sea entre clases que pedir trabajo no es repartir fotocopias a lo güey de un curriculum escrito con letra comic sans con una foto donde claramente se distingue la mitad del cachete de un amigo. El director que inauguró la ceremonia nos hizo perder una valiosa cantidad de tiempo, y entre los highlights de su discurso mencionó que la preparación que las escuelas brindan ‘hoy día‘ no es lo que está mal. Lo que está mal es la crisis mundial. Es lo que está impidiendo que a nuestros alumnos preparados y capaces se les dificulte encontrar trabajo…la competencia entre profesionales está más dura que nunca… Cosa que más tarde ese día me hizo pensar que en lo que consiguen trabajo, los profesionales deberían acudir a otros profesionales para que les ayuden a escribir su curriculum. Los planes de estudio son extraordinarios, los estudiantes se preparan con materias imprescindibles…, y por experiencia propia, completamente inútiles; por ejemplo: ‘Técnica Educativa II’, en la cual resaltan las ‘técnicas rompehielo‘, que en mi caso sólo servirán en un futuro para localizar a las pocas otras personas pensantes percatadas del comportamiento ovejero de todos los demás. Por mencionar otra, ‘Seminario de Titulación’, o como yo la bauticé: ‘Hora del hambre de 1 a 3 de la tarde en que no hacemos nada más que ver el reloj y entregar copy/pastes de trabajos anteriores habiendo editado las bibliografías en el formato que algún investigador creó en un momento de absoluta lucidez y algún burócrata nombró oficial’. (Reconozco que el nombre nunca pegó).
Obviamente alguien descubrió que las universidades son una mina de oro, y que entre más años dure una carrera, más se prolonga el tiempo de ingresos fijos. Carreras de 5 años que se podrían hacer en 3, semestres que sólo permiten meter 4 materias… y demás técnicas educativas.
Mis universidades favoritas son las que ‘no fomentan que los estudiantes trabajen, para que se dediquen de lleno a la carrera… ‘, porque más que fomentarlo, se aseguran de que no suceda obligándolos a llevar materias en la mañana y en la tarde… lo que ayuda a que existan desayunos universitarios, conocidos también como molletes y/o juegos de mesa entre clases.
Por supuesto, egresan personas teóricas, por no decir inútiles.
Casi sin detenerse pasaban jóvenes frente a mi puesto, y en un tono fresa y ensayado, me decían sin verme a los ojos: Holaaa, ¿te puedo dejar mi curriculum?, mientras con un dejo minúsculo de orgullo me extendían sus dos hojas engrapadas de papel bond con una foto de la cara inclinada sobre el cuello de una t-shirt.
‘Claro, déjamelo’, decía yo, en el mismo tono fresa y ensayado, y pensando ‘Me va a divertir al rato.’
¿Jóvenes emprendedores?
La única crisis mundial que yo veo, virtuoso orador y señor Director, es la falta de escrúpulos de las universidades, el circular sistema burocrático de las mismas, los trámites enviciados del proceso de titulación, la falta de pasión de los planes de estudio, los maestros que imparten sus clases sin práctica profesional alguna, el poco fomento de la vida laboral, y la avaricia de que sus estudiantes permanezcan estudiantes ya entrados en los treinta.
Conclusión: Esas fotocopias bond en letra comic sans y con fotos de facebook, las debieron repartir desde el primer año de carrera, y estoy segura de que hubieran sido idénticas, si acaso ligeramente más admirables; y el tiempo, si no otra cosa, hubiera causado que el segmento de experiencia laboral fuera un poco más extenso que el de actividades extracurriculares.

2 comentarios

Archivado bajo TIERRA

Good Wife’s Guide

Ni que ‘El Secreto’ ni que nada. Machorras, feministas, mujeres andrógenas, ejecutivas, profesionistas, estudiantes, mujeres con pelo corto y uñas sin barniz: la falta de este artículo es lo que les ha impedido realizarse como mujeres y esposas (que es lo mismo). Mi papá me lo mandó y me reí tanto que lo tengo que compartir con ustedes. Mi favorito (estuvo difícil) es ”Be happy to see him.” Espero que lo disfruten como yo y arriba las labores domésticas, las cenas de varios platos, Martha Stewart, Gaby Vargas y el manual de Carreño.

GoodWifesGuide1955

1 comentario

Archivado bajo TIERRA

Existe un tipo de persona muy particular. Lo he visto lo suficiente como para clasificarlo en ‘un tipo’, tanto así, que me pienso tomar la libertad de escribir un reporte (casi científico) en este espacio, con el exceso de minutos de esta parte de mi día: el punto muerto entre: ya me quiero ir y neta ya me quiero ir.

Esta persona tiene que ser mujer, o tiene que tener más ganas de ser mujer que una mujer. (Aquí debo agregar que si se tratara de un hombre, tendría que ser: intenso, chismoso, inseguro y sin sex appeal. En estos raros casos, todas las características antes mencionadas se intentan disfrazar (inútilmente) con excesos de perfume, prendas particularmente llamativas (en la gama de cálidos) y productos de belleza que se hacen notar: como lip balm más tirándole a gloss, y gel más tirándole a cemento de rasta) (Cerré el paréntesis pero también debo agregar que lo único que me molesta más que una mujer de este tipo, es un hombre de este tipo). Continúo. Como característica indiscutible debe contar con una madurez emocional dudosa, porque por una parte está y siempre ha estado más que lista para fundar (de manera completamente secundaria) una familia, y antes mejor, y por otra no ha podido superar la etapa de dependencia absoluta a sus papás, y si es que no se ha casado, vive con ellos, y si ya se casó, los ve mucho, mucho más de una vez a la semana. Entre sus aspiraciones no se encuentran:

a) Ejercer su carrera exitosamente. Porque no es fácil localizar su título, en caso de que alguna vez lo haya tenido en sus manos. En este punto debo agregar que su tema de conversación favorito no es el de los logros profesionales, y obviamente, menos los femeninos.
b) Descubrir la cura de cualquier enfermedad. Por las horas de laboratorio que puedan privarla de la exposición social y la luz blanca de esos encierros- que se dice que arruga la piel igual que el sol.
c) Romper un récord de cualquier tipo. A menos de que con esto venga una entrevista en la Hola a bordo de un yate, prestado o no, mientras no se hable de las escrituras.

Su prioridad en la vida es, por supuesto, casarse. A la antigüita. Si el diamante es grande, el relato se gesticula exageradamente. Por supuesto se saben los modelos y montajes de cada tienda, y los identifican con envidia en manos ajenas a kilómetros.
No saben cocinar, y la única razón por la que quisieran aprender es para decirlo y para matar el punto del día en que los niños ya se durmieron, el esposo todavía no llega, y la novela todavía no empieza. Tampoco saben planchar pero para eso están las muchachas, bueno, para eso y para todo lo demás, incluyendo todas las labores de mamá, menos la de hacer la tarea con los hijos (sobre todo para no acabar de olvidar los conceptos aprendidos en primaria y revisar mientras los niños razonan que las uñas de acrílico estén bien).

Su mayor ilusión en la vida es asistir a una junta de maestros y padres de familia, para la que planean madrugar lo suficiente como para peinarse con plancha, tenaza y secadora. El maquillaje pretende verse natural. La ropa es elegida un día antes. Los zapatos combinan con la bolsa y son nuevos. No nuevos en Milán, pero sí en esta provincia y con eso es más que suficiente.

Su ilusión intermedia en la vida es ir al súper. Igual de arreglada, pero esta vez con zapatos más sensatos. Los pasillos son pasarelas y los productos de precios exagerados para el lunch de los niños se colocan en la parte superior del carrito, para que estén a la vista de todos.

Su ilusión secreta es encontrarse a alguien con quien hablar de sus ‘bendiciones’. El ‘gracias a Dios’ se usa con más frecuencia que el ‘pues’ y se tiene un orden particular para relatar las últimas noticias (buenas) de cada personaje de su vida- sobre todo los personajes que tiene más cerca y por los que se le puede atribuir más crédito. Cuando por desgracia se topan con alguien que es feliz y que se tiene que salir de su burbuja de bliss para saludar, pero lo hace con gusto, y procede a irradiar sin tratar la absoluta paz interior que tiene, este tipo de persona intenta llevarlo de la mano hacia algún callejón en donde la única respuesta sea una derivación de ‘pues sí… pero ahí la llevo’ o ‘pues si, nimodo’, con preguntas. Cuando todo falla señalan descaradamente las fallas de estas vidas. El tiempo que permanecen ahí, en el pasillo, platicando, depende directamente de lo bien que estén logrando hacer al otro sentir inferior o infeliz. Por cierto, se arriesgan a quedar como idiotas perdiendo el hilo de la conversación por el placer puro de analizar todo lo físico: empiezan en las uñas de los pies y terminan en el corte de pelo. Si hay algo que les gusta de lo que ven, jamás lo halagan. Sólo toman nota para cuando salgan de compras. Si hay algo que no les gusta, lo halagan… para fomentar que la persona siga yendo por la vida así.

Sin importar qué edad tengan, siempre parecen más grandes. Hablan como adultos desde los 14. Claro, con errores de sintaxis y hasta pronunciación, pero con el mismo tono y expresiones aseñoradas, como ‘qué buena onda’ o ‘la chamba’ o ‘no me digas’. Van al gimnasio de 1 a 2 horas diarias, y a veces se dan el lujo de asolearse antes de pasar por la comida económica (en cacerolas propias, sin rastro de inutilidad) y por los niños a la escuela.

No me gusta este tipo de persona.

5 comentarios

Archivado bajo TIERRA

The Story of Stuff

Creo que es importante que todos veamos esto.

The Story of Stuff

Deja un comentario

Archivado bajo TIERRA

San Lunes

No es un secreto que en México existe una grieta abismal entre las clases sociales. Básicamente, los que se defienden y los que no. Existen pirámides de varios pisos para representar niveles socioeconómicos pero creo que sin entrar en pormenores hay dos: el de los que van al súper una vez a la semana y el de los que van a la miscelánea una vez al día. 

Bueno, ese es mi sentimiento de hoy mártes, habiendo festejado sin querer el tercer San Lunes en lo que va del año. Y es que apenas hoy nos dimos cuenta de que Delia, nuestra querida (y no lo digo sarcásticamente) muchacha, sabe llorar a voluntad. Como Thalía en María Mercedes. Así, lágrimas. Y así, muchas. 

La suya es una historia un poco triste, y es más triste aún que es una historia común en su pueblo. Tiene un sobrinito: Braulio (nombre que me gusta mucho, y no tiene nada que ver con que su santo se festeja en mi cumpleaños (y no al revés), porque yo no celebro santos por la única, infantil, y egoísta razón de que mi nombre no tiene santo- aunque en esas ando). Resulta que Braulio es un niñito de 3 años que tuvo la hermanita de Delia en cuanto fisiológicamente le fue posible, con un novio muy poco sensible que una semana después del parto le dijo ‘Vámonos de aquí,’ a lo que ella respondió enamorada, ‘Sí’, y abandonó a Braulio con la buena o mala nutrición que pudiera darle una lata de Nido Kinder no formulada para alguien de su tamaño; then again- tampoco el caldo de frijoles que les dan desde antes de que sus tractos digestivos siquiera piensen en producir enzimas para leguminosas.

Braulio creció rolado entre familiares que lo fueron acomodando en sus ocupaciones. Para Delia es un hijo- más que si lo hubiera parido ella misma. Todo el dinero que gana es para él (y para tarjetas de teléfono, debo agregar). Prefiere llamarlo ‘mi bebé’, y no ‘mi sobrino’. Braulio está bien. Es un niño sano, nos consta. Lo mantienen gordito, obediente y con una gorra (de las Chivas) porque es sensible al sol (y porque le van a las Chivas). Pero Braulio también es el pretexto favorito de Delia para festejar a San Lunes. 

Nos encanta tenerla en la casa. No es raro oírla cantar. Parecería que habla sola, pero en realidad habla con sus amigas todo el día, desde su celular, con un manos-libres prendido a la casaca que usa para cocinar. Gasta alrededor de 400 pesos por semana en tarjetas de teléfono. Se sabe absolutamente todos los nombres y apellidos de la farándula mexicana, y no se pierde una sola de las telenovelas de las 7 a las 10. Me las ha contado todas. Tiene el nivel cultural de Paty Chapoy, pero no las palancas. Su forma de hablar es musical. A veces me gustaría grabarla. No lo digo en burla, es un arte lo que hace con el castellano.

Amparo es parte de la familia. Hemos ido a su casa, le hablamos en su cumpleaños, nos sabemos los nombres de sus seis hijos… y le hemos sugerido desde el segundo que ya no tenga más. Resulta que su esposo Miguel es de esos que dejan de ser hombres cuando dejan de embarazar a su esposa; y si alguien tiene algún problema con eso, dice que se lo digan en la cara. Lo pueden encontrar en su casa, el día y a la hora que sea, con unas cervezas encima. 

Amparo acaba de tener hace 3 años a una bebé y la llamó Dulce Guadalupe (nimodo que sólo Dulce o sólo Guadalupe).  Su hija mayor, Isabel, de 16 años, le regaló una compañerita de juego hace uno. En resumen, Amparo tiene una hija de 3, y una nieta de 1. Para mi sigue siendo un poco raro, pero seguramente nueve meses de embarazo ayudan a que uno vaya aceptando la idea despacito, y siempre es una ventaja poder pasarle la ropita de tu hija a tu nieta. 

No me importaría que pasaran todas estas cosas si pasaran porque las personas así lo quieren. Pero me cuesta trabajo entender que tantísimos niños son producto del machismo y la ignorancia, y que en cuanto ellos puedan van a cometer los mismos errores machos e ignorantes que sus papás.

Siempre pienso en cómo cambiar la situación, pero a lo más que he llegado es a que tomen pastillas anticonceptivas. Cuando mejor creo que voy, me doy cuenta de que es una pelea contra generaciones y generaciones de conformismo. Luego veo que estoy en el bando de los que se benefician y mantienen esa situación mediocre sin querer… pero más bien queriendo. 

En fin. 

Feliz San Lunes. Tiendan sus camas y pidan sushi.

I

3 comentarios

Archivado bajo TIERRA

De youtube y otras adicciones

youtube_logo-copia1Siempre que entro a youtube a ver algo (y reconozco que es seguido- rara vez por recomendación, frecuentemente para ver músicos- pero no soy de las personas que ven documentales por partes, o videos de personas que se caen… una y otra vez. Aunque debo reconocer que fui muy devota al video de ‘me amarraron como puerco’, pero sólo porque me hacía sonreír invariablemente – hasta que me lo mataron), me impresionan los demás videos que aparecen recomendados.

Si tuviera que clasificar los videos de youtube (como para darme un break de las cosas importantes que tengo que hacer),  sería así… Y muy probablemente me falten muchos: 

1. Videos de personas que hacen alguna imbecilidad y los sube alguien más. El de Edgar, el de la borracha a la que ‘le chocaron’, quien por cierto, tiene el efecto contrario en mi del video del hombre de la CANACA, es de las pocas personas que no soporto y no conozco al mismo tiempo.

2. Videos de personas que hacen alguna imbecilidad y se suben. Tipo Jackass pero a nivel más loser. ‘This is me teasing a white shark’. Aquí tengo que incluir a las personas que suben a sus mascotas haciendo algo ‘interesante’ o ‘chistoso’. 

3. Videos de eventos importantes dentro de la política, el espectáculo o el deporte. El periodista que le aventó los zapatos a Bush. El video de Paris (que siempre he pensado que subió ella misma), jugadas espectaculares y bloopers.

4. Videos de causas para reclutar o informar gente. Los de maltrato a animales de PETA, los de calentamiento global, etc… llenos de estadísticas y sangre. 

5. Videos de personas wannabe. Cantantes- mis favoritos: en especial los que salen en cuadro frente a la compuadora y dicen ‘so this is me singing ‘My All’ by Mariah Carey’, mientras su mamá pasa atrás recogiendo el cuarto y abriendo las cortinas, y proceden a poner la canción original de fondo, y evitando voltear a ver la cámara dejan claro por qué Mariah está donde está y ellos donde están. Actrices/Actores que sólo esperan que algún agente esté tomando café frente a la pantalla y al verlos piense: Me gusta más que Charlize para el papel de… Modelos, strippers- estos los quitan muy seguido, y demás personas que piensan que es su obligación compartir su talento con el resto del mundo y no sólo con sus abuelos y primos y/o que quisieran aparecer en el canal E!.

6. Videos musicales en vivo y en versiones oficiales. Estos son los que más veo. Me declaro fan, sobre todo cuando hacen que la letra adquiera otro significado, o buenas historias. Un ejemplo es el de Wake up call, de Maroon 5, es como una mini-película de acción con un súper trabajo de edición. Me encanta cuando tocan en vivo su canción, pero en un género musical completamente diferente.

7. Videos de conferencistas y desgraciadamente, oradores religiosos. Como el de ‘la última conferencia’ o  los múltiples cristianitos que gritan y lloran usando palabras cuya definición no conocen y crean histerias colectivas. Algunos son muy buenos, algunos son muy malos, como éstos, respectivamente.

8. Videos journal. ‘Hey. I’m really pissed off by some of the comments here. I don’t think I’m a loser just because I work out or floss on youtube…’ (You don’t?) En esta clasificación se incluyen los videos-opinión. ‘I think the problem with Britney is…’ no diré más. Ellos tienen la última palabra.

9. Videos how-to. Desde recetas de cocina- cómo hacer una rosca de reyes, hasta consejos de gimnasio- la forma correcta de hacer squats, pasando por maquillaje- cómo delinearse los ojos con brillantina sin crear un efecto cirque du soleil y oficios varios- cómo cambiar la llanta de un trailer sin perico.

10. Videos de habilidades especiales. Trucos de magia, articulaciones freaky, tocar algún instrumento, fumar por los oídos, en fin. Videos de personas que dejaron de extrañar su planeta cuando descubrieron youtube.

11. Videos karaoke/musicales/fragmentos, con un toque amateur. Canciones que proyectan la letra de alguna canción mezclada con imágenes. Mis favoritos en esta clasificación son los que usan alguna mala serie, como Gossip Girl, indicando qué tan enfermiza es su adicción, o caricaturas japonesas. También los de escenas de películas. Los amateurs intentan darse a conocer plasmando sus nombres al principio o al final, a modo de créditos. Me gusta cuando otros ociosos les comentan: Nice job! Miramax couldn’t have done it better.

12. Videos de propaganda/venta de productos. Como los de Agel, Amway, Usana… me intrigan, quién los ve?! No pensarán esas empresas que se ven un poco… desesperadas?

3 comentarios

Archivado bajo TIERRA